"Los que esperan en el señor...levantarán alas como las águilas.." Isaías 40:31

Nuestro barrio

Yo siempre he considerado al barrio de Las Águilas como “el barrio”, “mi barrio”. Es cierto que he vivido en diferentes barrios a lo largo de mi vida, desde que nació la Iglesia de Las Águilas, hace 42 años, pero sólo uno ha sido “el barrio”, “mi barrio”. He adoptado este barrio como parte de mi vida y sé que el Señor quiere que aprenda a amar a la gente que vive en él, tanto cómo Él los ama.

Es decir, sabemos que Dios ama a la Iglesia de Las Águilas y quiere además hacer de nosotros una bendición para las familias que viven en este barrio. Él quiere que pensemos en ellos, que busquemos formas de alcanzarlos, de conocerlos y darnos a conocer a ellos. Dios quiere que nos interesemos en sus necesidades y carencias y que intentemos bendecirlos y atraerlos a Dios.

La semana pasada, mientras adorábamos y bendecíamos al barrio en la reunión de oración, entendí que, al igual que el Señor nos conquista con Su amor insistente y creativo, nosotros debemos conquistar los corazones de la gente.

No es suficiente con salir de vez en cuando a hablarles del amor de Dios, ni orar por ellos una vez a la semana. Debemos esforzarnos por nuestro barrio, ir a buscarlos, llamarles, invitarlos, organizar actividades pensando en ellos. Es lo mismo que alguien enamorado hace por la persona a la que ama.

La pregunta es: ¿cuánto amo yo al barrio de Las Águilas? El Señor lo tiene muy claro: ¡El ama a las personas que viven en el barrio, grandes y pequeños, hombres y mujeres, españoles y extranjeros!

Carmen Aparicio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.