"Los que esperan en el señor...levantarán alas como las águilas.." Isaías 40:31

¡¡¡ARTÍCULO SEMANAL!!!

Naciste un 1º de Noviembre, en una casa particular, como muchas de tus hermanas en todo el mundo. Era un sábado por la tarde. Tus padres y fundadores éramos un pequeño grupo de gente joven, movidos por una gran pasión por adorarle y servirle. Nuestros corazones estaban llenos de sueños e ilusiones. El Señor había tocado nuestras vidas con Su amor y Su fuego. Cuando nos reuníamos con otras iglesias nos llamaban “los exaltados”. ¡¡Realmente lo éramos!!

Te he visto crecer, te he llevado en mi corazón desde que tenía poco más de 20 años. De hecho, fuiste el cumplimiento de una promesa que mi Padre celestial me dio cuando me dijo: “Alza tus ojos alrededor, y mira: todos estos se han reunido, han venido a ti. Vivo yo, dice Jehová, que de todos , como de vestidura de honra serás vestida; y de ellos serás ceñida como novia” (Is. 49:18). Y así fue, entre esos jóvenes estaba “mi príncipe azul” y, cuando tú eras aún muy joven, Manuel y yo nos casamos. Él dirigió la alabanza en nuestra boda y yo canté en el coro con mi traje de novia.

Tu vida y la mía han estado ligadas desde entonces, hemos madurado juntas, hemos llorado, hemos danzado, hemos trabajado y hemos disfrutado del amor de Dios. Tus heridas han sido también mías, y tus logros me han llenado el corazón. Tus hijos y los míos han crecido juntos y aquí están, aprendiendo a amarte y servirte como sus padres lo hicieron, con muchos errores, pero dándolo todo por amor a ti y a nuestro Padre y Señor.

Ahora cumples 40 años y eso significa que ya estás preparada para entrar en otra etapa. Nuestro Dios, que tanto te ama y ha dado lo mejor que tenía por ti, ahora te llenará de Sus regalos y bendiciones. ¡¡Disfrútalos!!   

Carmen Aparicio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.