"Los que esperan en el señor...levantarán alas como las águilas.." Isaías 40:31

Palabra Profética

Estamos viviendo un tiempo de ataques y confabulaciones sin precedentes, a nivel mundial. Este ataque es contra Dios y contra Su Iglesia; pero el Señor nos dice: “No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino” (Lc. 12:32). Él nos va a enseñar el camino y la forma de hacer las cosas, la manera en que debemos vivir.

Las masas se manifiestan con violencia y se amotinan, piensan derribar y destruir todo lo que Dios ha hecho por y para Su creación. El Señor a esto lo llama “cosas vanas” (Sal. 2:1), porque sus planes no tienen contenido, son ruidosos y llamativos, pero están destinados a fracasar. Los poderosos y magnates de la tierra se levantan con orgullo, haciendo uso de su poder económico y su influencia a nivel mundial. Luchan contra el Reino de Dios, queriendo romper y deshacer todo lo que el Señor ha establecido como bueno y favorable para Sus criaturas: Su Palabra, el pacto matrimonial, el respeto a la vida, la libertad responsable… Ellos consideran que todo esto les ata e impide practicar su libertinaje.

Ante esta situación, ¿qué debe hacer Su Iglesia? Aprendamos de la Iglesia primitiva cuando sufrió la primera persecución de la Historia. Como institución, sólo tenían 10 años de vida, pero mantenían la misma unidad que el primer día. Ellos “alzaron unánimes la voz a Dios” reconociendo que sólo Él es Soberano Creador y dijeron: “Ahora Señor, mira sus amenazas, y concede a tus siervos que con todo denuedo hablen tu palabra” (Hch. 4:29). Se olvidaron de sí mismos y sólo pidieron valor para testificar y la aprobación de Dios a su trabajo.

Necesitamos guardar la unidad en nuestro corazón, no dejar que la crítica y el juicio nos dividan y buscar la gloria de Dios por encima de nuestros propios intereses y necesidades. El mundo necesita, hoy más que nunca, que nos levantemos para hablar Su Palabra con todo denuedo, ferocidad y valentía.

Que tengáis feliz día y que Dios os bendiga!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.