"Los que esperan en el señor...levantarán alas como las águilas.." Isaías 40:31

¿Deben los cristianos entrar en política?

Como simple ciudadana de a pié, me doy cuenta de que no es fácil ejercer un puesto en la política, especialmente si eres una persona sensata, íntegra y de firmes convicciones y principios éticos. Para confirmar esta afirmación, sólo tengo que observar cómo los políticos que consiguen llegar al gobierno suelen envejecer de forma visible en un periodo relativamente breve.

Los cristianos practicantes, verdaderos hijos de Dios que viven su fe, somos esas personas no perfectas, pero sí íntegras y de firmes convicciones y principios éticos.

Ahora bien, somos llamados a ser “la sal de la tierra¨ y “la luz del mundo”; por lo tanto, no podemos esconder nuestra luz debajo de la mesa ni perder el sabor, tal y como el Señor Jesús nos lo dice en Su Palabra.

Eso significa que sería conveniente, y muy necesario para el bien general de las sociedades, que los cristianos entrásemos en la política para ejercer una buena influencia en los gobiernos y legislaciones. Lo que ocurre es que se cumple el dicho de “el poder corrompe” y esto provoca que haya mucha lucha de poder y malas prácticas entre los políticos y gobernantes. También es cierto que se necesita tener buenos contactos y amigos influyentes para poder promocionarse en esta carrera y así avanzar hacia los primeros puestos en las listas. Dedicarse a la política es una profesión que requiere mucha entrega y dedicación en menoscabo de la atención a la familia, y no digamos ya a la vida de la iglesia.

Yo animaría a los cristianos que tuvieran carisma y don de gentes a intentar entrar en la política, pensando en el llamado de Dios a gobernar y cuidar del resto de la creación. Los cristianos verdaderos seríamos los mejores políticos, ya que creemos en este llamado que dio el Creador desde los orígenes del mundo. No obstante, sería necesario saber claramente que Dios nos quiere usar en una tarea de tanto riesgo y tanta responsabilidad.

Carmen Aparicio

Si quieres conocer a los personajes bíblicos que fueron gobernantes y las enseñanzas de la Biblia sobre este asunto y no tienes Biblia, te ofrecemos una gratuitamente al ponerte en contacto con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.