"Los que esperan en el señor...levantarán alas como las águilas.." Isaías 40:31

POST

Jesús y Papá Noel

 

Antes de las vacaciones de Navidad pregunté a mis alumnos qué celebrábamos en esas fechas. La mayoría de ellos contestaron rápidamente: “que viene Papá Noel”. En ese momento respiré aliviada de no ser la profesora de religión.  La ignorancia que los niños en nuestra nación, mayoritariamente católica hasta hace poco, tienen acerca de la persona de Jesús es preocupante.

La imagen de Papá Noel inunda las calles y edificios de nuestras poblaciones y ha desplazado al niño acostado en el pesebre. Gordito, vestido con los colores de la Coca Cola, siempre llega riendo cada año. Entrega sus regalos y desaparece hasta el año que viene. Si te has fijado, no interactúa con los niños. No pregunta cómo estás, si estás enfermo o no te han ido bien las cosas últimamente. Es verdad que viene cargado de regalos y, por eso, todos le esperan con ilusión. En muchos países del mundo, gente de todas las edades se prepara para su llegada.

En cambio, Jesús era esperado por unos pocos ciudadanos de este mundo y, de ellos, la mayoría no supo reconocer Su verdadera identidad. Esperaban un gran libertador y no un humilde bebé, hijo de un carpintero. ¡Ni siquiera le ofrecieron un lugar adecuado para nacer!

Sabía que no le esperaban, pero vino. Aunque no había sitio para Él, llegó para quedarse. Era consciente de que le iban a rechazar y aún así dejó Su lugar de honor y privilegio en el cielo para hacerse hombre e identificarse con nosotros en todo. Desde que hubo las primeras noticias de Su llegada, fue perseguido. No obstante, Jesús vino para quedarse. Sigue viniendo, sigue llamando. Se interesa por cada uno de forma personal. Su regalo no sólo es grande y maravilloso, sobre todo es necesario, imprescindible e inagotable.

Aunque el mundo le haya dado la espalda, aunque el mundo no le espera, volverá. Lo prometió y lo cumplirá.

Carmen Aparicio

Te ofrecemos un ejemplar gratuito de la Biblia, donde podrás encontrar todos los detalles de la verdadera historia de la primera Navidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.