"Los que esperan en el señor...levantarán alas como las águilas.." Isaías 40:31

ARTÍCULO DE LA SEMANA

¿Creó Dios el mal?

 

¡En absoluto! Dios no creó el mal. Él es la personificación del bien porque Dios es esencialmente bueno. Todo lo que el Señor hace es bueno. La Biblia dice que Su voluntad “es buena, agradable y perfecta”. Tampoco hace nada imperfecto, porque Él es esencialmente perfecto; de hecho, Dios es el único Ser perfecto en el Universo.

Lo que ocurre es que Dios creó seres libres para elegir hacer Su voluntad, o no hacerla. El profeta Ezequiel nos cuenta que, antes de crear al hombre, Dios tenía en el cielo un “querubín grande, protector… acabado de hermosura”. El profeta da una palabra en la que Dios mismo se dirige a este querubín: “Tú eras el sello de la perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura. Yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste;… Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado hasta que se halló en ti maldad… fuiste lleno de iniquidad, y pecaste; por lo que yo te eché del monte de Dios… Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor; yo te arrojaré por tierra”.

Ese querubín es Satán, al cual Dios habla después de su caída. Él era un ser creado por Dios que se llenó de orgullo por todo lo que había recibido y se corrompió. Eligió darse gloria a sí mismo, en lugar de dársela a Su Creador y tuvo que ser echado de Su presencia. El profeta Isaías también nos relata lo que fue una de las más grandes tragedias del Universo: “¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra… Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono… sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo”.

Esta triste historia es el origen del mal; pero hay buenas noticias: Cristo vino precisamente “para deshacer las obras del diablo”.

Carmen Aparicio

Si quieres leer estas verdades directamente de la Biblia, nosotros te ofrecemos una gratuitamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.